Lección 20 ª

 

 

 

 

 

   

Llevar un registro de la alimentación

Registrar el consumo habitual de alimentos es un arma fundamental en el manejo de una alimentación correcta ya que permite conocer la cantidad y los horarios en los que se consumen sus alimentos diariamente, además de conductas alimentarias, como “picar” entre comidas, ver la televisión o leer mientras se come, comer solo o acompañado y preferir determinados alimentos.

Con esta información el médico o nutricionista podrá brindar una orientación dietética mas individualizada.

El registro de alimentos es una práctica sencilla y sumamente útil, sobre todo para su automitorización.

Registro de alimentos

  1. comenzar el “diario de alimentos” anotando todo lo que se come durante un día del fin de semana (sábado o domingo) y dos días de la semana, incluyendo cantidades y horarios de las comidas.
  2. Para una mejor automonitorización registrar                                               

 

    • Lugar donde se realizan las comidas (en casa o fuera)
    • Si come solo o acompañado.
    • Si se realiza otras actividades mientras se come (ver televisión, leer, hacer limpieza, hablar por teléfono, escribir).
    • Si se sirve en un plato o se come en los recipientes en donde se guardan o envasan los alimentos.
    • El tiempo que se tarde en comer.
    • Si se siente demasiado lleno al terminar de comer.
    • Como se siente cuando come; por ejemplo, nervioso, ansioso, tenso, aburrido, deprimido, triste, enojado, cansado.

Probablemente al momento de la persona ir registrando, se dará cuenta de que alimentos come en exceso cuando se encuentra en circunstancias o momentos específicos, quizá el fin de semana, cuando come solo, mientras mira la televisión, cuando come en la misma caja del cereal, o cuando come rapidamente o se siente aburrido.

Al ver por escrito todo lo que ha consumido a lo largo del día, identificará mas fácilmente que debe cambiar para comer en forma adecuada.

Este registro también podrá orientar al médico y al nutricionista sobre el momento del día en el que la comida es más abundante, los horarios, si consume de manera excesiva algún nutriente (almidones, azúcares, proteínas o grasas) o si necesita comer más.

Con ello se podrán hacer ajustes  en el tratamiento, ya sea que tome hipoglucemiantes (medicamentos que se administran para controlar la concentración de azúcar en la sangre) o se aplique insulina.

Es menos probable que se olvide que consumió algún alimento, si el registro de alimentos lo realiza en cuanto termine de comer.

Tener siempre las hojas de registro a la mano. No olvidar anotar bebidas o alimentos entre comidas por muy simples que parezcan. Si no conoce la forma en que fue preparado el alimento y desconoce sus ingredientes o las cantidades, tratar de averiguarlo si fuera posible (preguntar a la persona que lo elaboró o al  mesero si está en un restaurante).

Si se trata de algún alimento industrializado, anotar el nombre comercial y la ración que consumió. El médico y nutricionista  pueden ayudar a calcular mejor el tamaño de las porciones que se consumen.

Se Puede informar lo que se ha comido en medidas caseras (taza medidora de 240 ml, cuchara sopera, cucharadita cafetera, pieza o gramos).

Para algunas personas será tedioso pesar o cuantificar sus alimentos, pero es muy importante que se haga el esfuerzo de controlar esta parte del tratamiento, que se realiza sólo durante tres días, mientras se encuentra la mejor forma de controlar la diabetes.

Cómo llenar el registro de alimentación.

    1. hora: indique siempre la hora en la que ingirió el alimento.
    2. Lugar: indique el lugar en el realizó sus alimentos. Por ejemplo: casa, restaurante, escuela, trabajo o vendedor ambulante.
    3. Nombre del alimento: indique de forma precisa el alimento o bebida que consumió.
    4. Cantidad: indique de la manera mas precisa posible la cantidad de alimento o bebida que consumió. Por ejemplo, cucharadas soperas, cucharaditas cafeteras, taza (240 ml), gramos.

 

Ejemplo:

  1. sopas una taza de crema de champiñones diluida con agua o leche, una taza de sopa de verduras con caldo de pollo desgrasado.
  2. Carnes: bistec de res asado con o sin grasa (intente calcular el peso), una pierna de pollo frita o cocida, con o sin piel.
  3. Otros platillos dos tazas de macarrón con queso o con jitomate y tocino.

Sándwiches con pan integral, con una cucharadita cafetera de mayonesa y dos rebanadas delgadas de jamón de pierna tipo York y medio jitomate.

  1. Verduras: cuatro zanahorias crudas o una taza de papas fritas caseras o media taza de brócoli al vapor.
  2. Pan un bollito con migajón o dos tortillas de maíz.
  3. Cereales: una y media taza de arroz cocido o arroz frito, media taza de cereal con o sin azúcar
  4. Grasas aceite coco vegetal (3 cucharadas soperas), una cucharadita de margarina, manteca o mayonesa (2cucharadas soperas)
  5. Postres un helado de crema de fresa en barquillo, una rebanada de pastel mil hojas o cuatro galletas de naranja caseras espolvoreadas con azúcar
  6. Bebidas dos tazas de café con leche con dos cucharadas cafeteras de azúcar, un vaso de leche descremada, un vaso de jugo de jitomate de lata o una cerveza, lata de 300 CC

 

Como calcular la cantidad de alimento consumido

Ciertos alimentos se pueden medir con tazas o cucharadas; llenar  el registro después de medirlos.

Por ejemplo ¾ taza de macarrón, 2 cucharadas de aceite vegetal, o una taza de ejotes cocidos.

Si se  tiene la oportunidad, con una regla SE puede medir en centímetros (cm) el tamaño de algunos alimentos.

Por ejemplo: un pedazo de pastel de chocolate de 5 cm de largo por 3 cm de ancho por 3 cm de grueso.

Un pedazo de pizza de 5 cm de cada lado y 3  cm de base (como un triángulo).

Si puede pesar los alimentos en una báscula, sería muy útil. Verificar que la báscula se encuentre en cero (0) antes de pesar.

Por ejemplo: una naranja de 180 gramos (en el caso de la fruta pesarla de ser posible sin cáscara), un bistec asado de 150 gramos (indique si es crudo o cocido)

En la mayoría de los productos industrializados, la etiqueta indica el peso exacto del producto. Por ejemplo: barra de chocolate con almendras 44 gramos

Si se necesita ayuda se puede pedir a  un nutriólogo que le enseñe a contar calorías, carbohidratos (simples y complejos), proteínas (animales y vegetales) y grasas (moninsaturadas, poliinsaturadas y saturadas), y a diseñar un plan de comidas.